Discapacidad Auditiva

¿Qué es la discapacidad auditiva?
Es la dificultad o imposibilidad de utilizar el sentido del oído. En términos de la capacidad auditiva, se habla de hipoacusia y de sordera.

Hipoacusia: Pérdida auditiva de leve (ligera) a moderada (media); no obstante, resulta funcional para la vida diaria; siendo necesario el uso de auxiliares auditivos, entre otros elementos para optimizar los restos auditivos.

Las personas que presentan hipoacusia pueden adquirir el lenguaje oral a través de la información que reciben por vía auditiva.

Sordera: Pérdida auditiva de severa a profunda, donde la audición no es funcional para la vida diaria aun con auxiliares auditivos; la adquisición del lenguaje oral no se da de manera natural. Los alumnos y alumnas con este tipo de perdida utilizan principalmente el canal visual para recibir la información, para aprender y para comunicarse, por lo que la Lengua de Señas es la lengua natural de las personas con esta condición.

RECUERDA QUE:

  • Para el alumnado que requiere de estrategias de aprendizaje y enseñanza diferenciada se requiere promover y ampliar oportunidades de aprendizaje, accesibilidad, participación, autonomía y confianza en sí mismos, ayudando con ello a combatir actitudes de discriminación.
  • Una educación que atienda a la diversidad,  atiende el derecho a la niñez con sordera a expresarse o hablar en su lengua materna y a recibir una educación bilingüe que promueva la adquisición de una segunda lengua.
  • La lengua de señas es el medio de comunicación entre la comunidad sorda como lo es la lengua oral para personas oyentes, facilita el aprendizaje y brinda identidad lingüística, como lo menciona el Art. 14 de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad.
  • Es necesario que los docentes promuevan  entre el alumnado el reconocimiento de la pluralidad social, lingüística y cultural como característica de nuestro país y el mundo.
  • Al hablar de pluralidad lingüística en el aula se hace hincapié no sólo al uso del español oral y escrito y al uso de las lenguas originarias en México, sino también al uso de la Lengua de Señas Mexicana (LSM) que utiliza la comunidad sorda.  
  • Comprenda que las pérdidas auditivas no son iguales, por lo tanto no pueden atenderse de la misma manera a todas.
  • No suponga que todas las personas sordas leen las palabras con los movimientos de los labios (lectura labio facial), esto requiere de un entrenamiento exhaustivo.
  • No suponga que un estudiante sordo (a) va a entender un concepto sólo con leerlo.

¿SABIAS QUÉ…? 

  • Su desarrollo cognitivo se ve disminuido debido a la escasa información que recibe.
  • Experimentan dificultades para trabajar aspectos abstractos, tienen un pensamiento más concreto vinculado a lo que directamente pueden percibir.
  • La impulsividad, la inseguridad, la inflexibilidad, el egocentrismo y bajo concepto de sí mismos, tan frecuente en los jóvenes sordos, no debe considerarse como rasgos constitutivos de una “personalidad del sordo”. Estos comportamientos son, en realidad, el resultado de:
    • La ausencia de un código de comunicación adecuado y disponible desde los primeros años, que permita la regulación externa e interna de la conducta.
    • La falta de información y experiencias.
    • El desconocimiento del porqué de las normas y valores
    • Las expectativas y actitudes inadecuadas de los demás
    • Las interacciones empobrecidas y simples.
    • Las dificultades e inconvenientes a que les somete una sociedad que no planifica pensando en las personas con falta de audición.
  • Las características de tono, intensidad y ritmo, que presenta el lenguaje nos permiten distinguir situaciones comunicativas de afecto, ternura, enfado, etc. Estas emociones son difícilmente percibidas por la persona con sordera, dado que su canal auditivo se encuentra gravemente alterado, limitándose la comprensión de estas situaciones a las percepciones visuales, que en ocasiones dan lugar a errores.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • Antonio Villalba Pérez, J. Antonio Ferrández Mora, (1996). Capítulo 1.La pérdida de audición. Tipos de sordera y consecuencias que se derivan para la educación en Atención Educativa de los alumnos con NEE derivada de una deficiencia auditiva (pp. 1-15)
  • López García Luis Armando. Rodríguez Cervantes Rosa María. Zamora Martínez María Guadalupe. San Esteban Sosa Susana Mis manos que hablan, Lengua de Señas para Sordos. Editorial Trillas 2008.
  • Orientaciones para la Atención Educativa de Alumnos Sordos que cursan la Educación Básica, desde el Modelo Educativo Bilingüe-Bicultural, Secretaría de Educación Pública, 2012.
  • Módulo VI Guía para  Facilitar la Inclusión de alumnos y alumnas con Discapacidad en Escuelas que Participan en el PEC, 2010.

Manual de Atención al Alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo Derivadas de Discapacidad Auditiva. Edita: Junta de Andalucía, Consejería de Educación, Dirección General de Participación e Innovación Educativa.

Dirección General de Educación Especial

Carretera Federal Xalapa-Veracruz Col SAHOP, C.P. 91190, Xalapa Veracruz, MÉXICO.